Motivos para enamorarse de Estambul

estambul

¿No sabes si viajar a Estambul vale la pena? Aquí te dejamos motivos para enamorarse de Estambul.

En uno de mis viajes por Europa tuve la oportunidad de conocer una de las ciudades mas hermosas dentro del viejo continente. Les hablo de Estambul, Turquía. No sé por donde empezar a contarles lo que he vivido y los momentos que he disfrutado en este viaje, que sin duda me han marcado.

Será porque esta ciudad está llena de contrastes, de momentos extraordinarios y rincones inolvidables, experiencias que te llegan y que sólo pasan aquí. Por eso es única. Su magia me ha atrapado, sus singulares rincones me han dejado sin palabras y las experiencias que he vivido me han enamorado.

Estambul es una ciudad que te dejara fascinado. Aquí te dejo algunos sitios para visitar al viajar a Turquía; motivos -más que suficientes- para enamorarse de Estambul, un lugar que no debes dejar de lado si visitas Europa.

1. Visita Santa Sofía y la Mezquita Azul

Al llegar a Estambul lo primero que hicimos fue caminar hacia el corazón del barrio de Sultanahmet con el objetivo de conocer Santa Sofía o Hagia Sofia, el primer motivo que hará a uno enamorarse de Estambul.

Icono de la ciudad desde que se consagró como iglesia allá por el año 537 y que a pasado de ser mezquita a convertirse en la actualidad en un museo. Con un pasado glorioso, su importancia religiosa está fuera de toda duda y su interior es maravilloso y digno de contemplar.

Sin duda es uno de los edificios más extraordinarios que pude disfrutar en mis viajes. Justo en frente, solo separadas por un pequeño parque y una fuente, está una de las mezquitas más fotográficas de Estambul, La Mezquita Azul, terminada en 1.617 y con un exterior impactante. Pero el interior te dejara sin palabras, con 260 vidrieras, preciosas cúpulas y los más de 20.000 mosaicos azules de iznik que le han dado nombre al edificio.

estambul mezquita azul

2. Sube a la Torre de Gálata

Otro motivo para enamorase de Estambul es la Torrede Gálata, Construida en 1.348 como fortificación defensiva, la Torre de Gálata es una impresionante edificación que durante siglos fue el edificio más alto de la ciudad y cuyo objetivo era defender la entrada del cuerno de oro.

Al subir a la cima de la torre -haciendo cola como es debido-  tuve la oportunidad de disfrutar de un paisaje alucinante, tras una vista de 360 grados desde su estrecho balcón.

Te doy un consejo, si estas corto de tiempo y no puedes ir a la torre en mas de una ocasión, te recomiendo que subas al atardecer y ver la caída del sol, es una sensación maravillosa, inexplicable.

estambul turquia

3. Crucero por el Bósforo

Una de las características que hacen especial a Estambul es el agua, representada por el estrecho del Bósforo, el Mar de Mármara o el cuerno de oro. La vida de Estambul no se concibe sin el mar, sus puertos, sus barcos surcando las aguas, sus pescadores en el puente Gálata, sus gaviotas…

Y en una ciudad de mar como Estambul, montarse en un barco y verla desde otra perspectiva es algo que se puede hacer con mucha facilidad.

Hay cruceros cortos, largos, que incluyen comida, que usa la gente local para cruzar de una parte a otra… Sea como fuere, en Estambul tienes que subirte a un barco y tener la fortuna de observar las dos caras del lugar, Europa y Asia, una ciudad, dos continentes separados por el mar. Esta experiencia fue algo que me dejo maravillado !!!.

estambul crucero por el bosforo

4. Tomar un té y fumar narguile

Si algo he visto en mis días en Estambul ha sido a los turcos tomando té (Çay en turco) a toda hora, ya sea en su tiempo libre o cuando están trabajando. Pequeños vasitos de té que van tomando a lo largo del día y que no puede faltar en su vida diaria. En cada lugar que nos sentamos a comer ya sea de día o de noche siempre tuvimos el agrado de que nos regalen una taza de té.

En estambul lo encontrarás desde 1 hasta 3 liras, dependiendo si el lugar es turístico o no, y es un placer que hay que hacer varias veces en el viaje -totalmente recomendado-.

Otra curiosidad que pudimos conocer dentro de la cultura de Estambul fue ver a las personas en su tiempo libre acostumbras a acompañar el té con algún juego de mesa como el tavla (backgammon) o un narguile, ese objeto de tabaco con agua caliente, carbón y una gran pipa por donde se fuma suave tabaco de muy distintos sabores.

Así viendo la vida de estambul pasar delante mio, es una de las mejores experiencias que he tenido en la ciudad. Prácticamente en toda la ciudad encontraras teterías donde se puede fumar narguile y disfrutar de una buena taza de té.

estambul te

5. Pasear por el bazar de las especias

Sin duda alguna los bazares son atractivos que hacen a uno enamorarse de Estambul. Ya se sabe que la gastronomía turca es muy especiada, además de que sienten una especial predilección por los dulces de muy diversos tipos.

En el bazar de las especias se vive una experiencia única para los sentidos, una explosión de olores, colores y sabores que seguro no me olvidare en la vida.

Los puestos cuentan con cientos de especias, tés de diverso sabores, dulces perfectamente elaborados y cuidadosamente presentados, tiendas de recuerdos con porcelanas, imanes o amuletos contra el mal de ojo, frutos secos y dátiles de todo tamaño y hasta esponjas de baño. Consejo «negocia con los vendedores» todos hablan español e inglés a la perfección.

Al caminar por las calles cercanas, repletas de comercios, hay horas del día en que apenas se puede andar. Sin duda es una zona ideal para conocer como vive y como compra el ciudadano de Estambul.

estambul bazar de las especies

6. Perderse en el Gran Bazar

Nada más y nada menos que 45.000 metros cuadrados, 3.600 tiendas, 22 puertas de entrada o 20.000 trabajadores hacen del Gran Bazar o Kapali Carsi, uno de los mercados más grandes y antiguos del mundo -uno de los principales atractivos del lugar y uno de los principales motivos que me enamoro de Estambul-.

Un lugar que desde hace siglos viene siendo el corazón comercial de la ciudad, donde artesanos aprenden sus oficios y turistas hacen sus compras a partes iguales. El estar techado otorga una gran ventaja a este “gran centro comercial a la antigua”, al que acuden miles de personas a hacer sus compras: lámparas y teteras, ropa y zapatos, alfombras, joyas, recuerdos de todo tipo, casas de cambio….

El regateo y perderse sin rumbo fijo es imprescindible -algo que me paso bastante, regatear y perderme constantemente- como también pararse a tomar un té caliente en alguno de sus pequeños cafés.

estambul gran bazar

7. Visitar el Palacio de Topkapi, la opulencia del imperio Otomano

Toda la suntuosidad y riquezas del imperio otomano envuelven a este palacio rodeado de jardines, patios y una situación privilegiada entre el cuerno de oro y el mar de Mármara.

Fue sede del imperio Otomano durante casi 400 años y su muralla bizantina rodea más de 700.000 km2 de superficie. Imprescindibles sus patios, la puerta imperial, el impresionante tesoro repleto de oro y piedras preciosas o el harén del sultán, este palacio es un motivo mas que hará a uno enamorarse de Estambul y toda su arquitectura.

estambul palacio de tokapi

8. Piérdete por los barrios menos turísticos

Camine mucho por esta ciudad y te puedo asegurar que Estambul es inmensa y es mucho más que Sultanahmet, Cagaloglu o Beyoglu, sus barrios más visitados.

Les recomiendo, para vivir una experiencia única y conocer mejor la ciudad, caminar por otros barrios donde los turistas somos sapo de otro poso. Barrios como Fatih, con su gran Mezquita, Yildiz, Karagumruk o Eyup.

Paseando por ellos, pude ver cosas que no se ven en los barrios turísticos, escenas cotidianas de la gente, comida a mejor precio, ver calles que a más de uno le darían miedo, viviendas humildes, es más difícil entenderse con la gente… En fin, una experiencia recomendable de hacer.

estambul barrios

9. Descubre el estambul más moderno en la calle Istiklal

Estambul tiene mucho de tradición pero también es moderna, con calles llenas de boutiques, restaurantes y pubs que cierran de madrugada como es el caso de la animadísima y comercial calle Istiklal, donde se puede comprobar como es la Turquía del siglo XXI.

Esta calle peatonal es ideal para hacer compras, ir a cenar, tomarte una copa porque el alcohol es común o simplemente pasear por ella para descubrir su ambiente. Indispensable la Plaza Taskim, la Iglesia San Antonio de Padua y fotografiar el tranvía turístico que la cruza y le da un toque retro a este bulevar peatonal. Una de las calles mas lindas que pude recorrer en toda Estambul.

estambul istiklal

Hasta aquí mis 9 experiencias para enamorarse de Estambul -hay muchas más- y regresar a casa con un recuerdo imborrable. Tradición y modernidad, compras y regateos, mezquitas y bazares, derviches y tés, buena gastronomía, miradores que quitan el sueño.

Esta ciudad situada entre Europa y Asia es uno de los mejores destinos que conocí en mis viajes. ¡Estambul es mágica y ya estoy deseando volver!.

Ahora ¿tú estas listo para disfrutar de la magia y enamorarte de Estambul?

Tags from the story
, , ,
More from Guillermo Esquenazi
Que ver en el sur de Argentina
¿Quieres conocer el sur? Aquí te dejamos algunas hermosas ciudades para visitar...
Read More