Una escapada de fin de semana en Madrid

Viajar un fin de semana a Madrid es una opción para todos los públicos.

Si te encuentras viviendo en Europa o casualmente estás de viaje por el viejo continente, viajar un fin de semana en Madrid es una excelente opción. Se trata de una ciudad que lo tiene todo, capaz de satisfacer los gustos de todos los públicos. Un sitio con muchos rincones para descubrir, donde siempre habrá algo para hacer, con precios que se pueden considerar accesibles y donde habrá de todo, para todos. No importa cuál sea tu estilo, bolsillo, edad o intereses.

Esto no es un artículo sobre qué hacer en Madrid, o dónde hospedarse o nada por el estilo. Esto es un artículo donde cuento simplemente mi experiencia y opinión. Comparto el porqué creo que viajar un fin de semana en Madrid es una idea estupenda.

Y lo es por la gastronomía, por el clima que se vive en la ciudad. Sí que es verdad que puede ser un poco caótica, pero enseguida se encuentra la calma en parques como Retiro. Porque está la Plaza Mayor, la Puerta del Sol y los diferentes rincones con bares donde tomar una cerveza helada o comer unos churros con chocolate caliente. Cines, teatros, fiestas, la diversión está asegurada.

Y si eres de los que le gusta comprar, ir de shopping es una idea magnifica. Especialmente en época de liquidación. Es que aquí las liquidaciones son liquidaciones de verdad. Y la variedad es más que relevante. Madrid tiene fútbol, arte, historia. Todos los caminos conducen a Roma. Y los que no, a Madrid.

Viajar a Madrid un fin de semana, o una escapada de 48 horas es una oportunidad única para encontrar personas de todos los sitios, disfrutar de una noche que nunca acaba, no importa qué día de la semana sea, y sentir que a pesar de todo, siempre habrá tiempo para una charla con amigos en cualquier bar a la vuelta de la esquina.

Siempre que puedo, me doy una escapada de fin de semana en Madrid. Porque lo tiene todo para desconectarse en medio de toda esa locura, esa selva de cemento. Es una ciudad contradictoriamente sensual. Paradógicamente exquisita. No sé si podría vivir en ella, pero visitarla siempre que pueda, eso es un verdadero placer.

Otro motivo es que los vuelos son relativamente baratos. Volar desde y hacia Madrid es -si se compra con cierta precaución- cosa de pocos euros. Incluso, en muchos casos, simplemente hago una escala de uno o dos días en Madrid cuando en realidad mi destino era más lejano. Es que termino por pagar menos en billetes de avión, con la satisfacción de un par de horas en la capital española.

Desde luego que no todo es brillo, no todo es perfección. A mí, por ejemplo, me robaron. Sí, en Madrid. Pero son cosas que podrían pasar en cualquier sitio. Cosas que suceden cuando uno se descuida. Pero sí que es cierto que en Madrid los descuidos se pagan más caros que en otros sitios. Así que a disfrutar pero siempre con los ojos bien abiertos.

Por lo demás, nos vemos por las calles de Madrid.

More from Andrés Romero Castro

Delta Airlines y una propuesta jugada

Quienes vuelan por trabajo, en Dela Airlines encontrarán una propuesta muy tentadora....
Read More